Saltar al contenido
Inicio » Actitudes y valores sociales. Tema 29. 

Actitudes y valores sociales. Tema 29. 

    Actitudes y valores sociales

    Las actitudes y valores sociales son componentes fundamentales en la manera en que las personas interactúan, perciben y se relacionan con el mundo que les rodea. Se refieren a las creencias, opiniones, emociones y comportamientos que individuos y grupos adoptan frente a diversos aspectos de la vida.

    Actitudes Sociales: Son disposiciones mentales hacia objetos, personas o situaciones que pueden ser positivas, negativas o neutras. Estas actitudes pueden influir en la forma en que las personas se comportan en la sociedad. Ejemplos comunes incluyen actitudes hacia la política, la religión, la igualdad de género, la diversidad cultural, la sostenibilidad ambiental, entre otros.

    Valores Sociales: Son principios o creencias fundamentales que una sociedad considera importantes, deseables o dignos de buscar. Los valores pueden variar significativamente entre culturas y comunidades, pero algunos comunes incluyen la honestidad, la justicia, la libertad, la solidaridad, el respeto, entre otros. Estos valores a menudo guían las decisiones y acciones de las personas en la sociedad.

    Las actitudes y valores sociales pueden ser moldeados por factores como la crianza, la educación, la cultura, la religión, los medios de comunicación y las experiencias personales. Además, pueden cambiar con el tiempo y adaptarse a nuevas realidades sociales, tecnológicas o políticas.

    En una sociedad, estas actitudes y valores pueden influir en la forma en que se abordan y se resuelven los problemas, en las relaciones interpersonales, en la participación cívica y en la construcción de identidades individuales y colectivas. Son componentes clave para comprender cómo las personas interactúan entre sí y con su entorno.

    Formación de las actitudes: Concepto

    ¿Qué son las Actitudes?

    Definición General de las Actitudes

    1. Evaluaciones estables de personas, ideas o cosas.
    2. Pueden ser positivas, negativas, neutras, indiferentes o ambivalentes.

    Características Principales de las Actitudes

    1. Evaluaciones estables y globales.
    2. Varían en grado de positividad o negatividad.
    3. Pueden ser indiferentes o mostrar ambivalencia.

    Aspectos Esenciales

    1. Fenómeno mental, no directamente observable.
    2. Compuestas por componentes: cognitivo, afectivo y conductual.

    Componentes de las Actitudes

    1. Cognitivo: Pensamientos y creencias sobre el objeto.
    2. Afectivo: Sentimientos y emociones asociados.
    3. Conductual: Acciones o intenciones relacionadas con el objeto.

    Ejemplo de Actitudes Positivas hacia una Marca de Ordenadores

    1. Cognitivo: Creencia en la superioridad técnica.
    2. Afectivo: Sentimientos de disfrute y orgullo.
    3. Conductual: Recomendación y defensa de la marca a otros compradores potenciales.

    Los valores son principios o creencias que orientan y guían las acciones y actitudes de las personas. Estos se pueden desglosar en componentes clave que ayudan a definir su estructura y significado:

    Componentes de los Valores:

    1. Cognitivo
    1. Creencias y Convicciones: Representa lo que una persona considera importante y valioso.
    2. Sistema de Creencias: Conjunto de principios que moldean la percepción del mundo y las decisiones.
    • Afectivo
    1. Sentimientos y Emociones: Implican cómo se siente una persona hacia ciertos principios o comportamientos.
    2. Atracción o Aversión: Cómo se relacionan emocionalmente con las ideas o acciones asociadas a esos valores.
    • Conductual
    1. Acciones y Comportamientos: Se refiere a cómo esos valores influyen en las elecciones y acciones diarias.
    2. Prioridades y Elecciones: Determinan cómo se actúa y se prioriza en diferentes situaciones.

    Tipos de Valores:

    1. Valores Universales: Principios que se consideran comunes en todas las culturas y sociedades, como la honestidad, la justicia o la solidaridad.
    2. Valores Culturales o Sociales: Específicos de una cultura o grupo social. Pueden ser religiosos, políticos, económicos o éticos.
    3. Valores Personales: Aquellos que son importantes para un individuo en particular, pueden variar ampliamente entre personas.
    4. Valores Sociales: Normas o principios aceptados por la sociedad en general, influenciando las interacciones sociales y las estructuras sociales.

    Funciones

    Las actitudes, esas respuestas evaluativas hacia cosas, ideas o situaciones, cumplen funciones esenciales en nuestras vidas. Podemos identificar tres funciones clave que nos ayudan a entender por qué las tenemos y cómo nos benefician.

    Función de Organización del Conocimiento

    Las actitudes nos ayudan a dar sentido y estructura al mundo abrumador de información que nos rodea. Nos permiten catalogar lo que nos rodea como positivo o negativo, lo que facilita predecir cómo serán las cosas y nos da sensación de control. Es como tener una guía personalizada que nos ayuda a filtrar la información, centrándonos en lo que coincide con nuestras actitudes y pasando por alto lo que no.

    Función Instrumental o Utilitaria

    Estas actitudes nos ayudan a lograr nuestros objetivos y metas. Nos dirigen hacia lo que nos gusta y alejan de lo que no. Por ejemplo, un abogado puede tener una actitud positiva hacia sus clientes para defenderlos mejor, o un empleado hacia su empresa para tener más oportunidades de ascenso.

    Función de Identidad y Expresión de Valores

    Nuestras actitudes no solo influyen en cómo nos ven los demás, sino que también son una forma de definirnos a nosotros mismos. Al expresar nuestras opiniones y valores, revelamos quiénes somos y buscamos identificarnos con quienes comparten nuestros mismos principios. Esto puede acercarnos a otros y satisfacer nuestra necesidad de aceptación y pertenencia grupal.

    Prejuicio

    Definición

    1. Definición
    1. Actitudes negativas hacia grupos basadas en estereotipos.
    2. Juicios simplificados sin considerar individualidades.
    1. Manifestaciones de los Prejuicios
    1. Discriminación: Acciones negativas hacia un grupo específico.
    2. Estereotipos: Creencias simplificadas sobre un grupo.
    3. Sesgos: Percepciones distorsionadas basadas en características específicas.

    Origen y Causas

    • Experiencias Personales: Interacciones previas con el grupo.
    • Normas Culturales: Ideas transmitidas socialmente.
    • Estereotipos Mediáticos: Representaciones en medios de comunicación.
    • Percepciones Erróneas: Falta de información o entendimiento.

    Características

    Discriminación:

    La discriminación es un fenómeno complejo y persistente que se manifiesta en distintos ámbitos, desde lo individual hasta lo institucional. A menudo, se basa en diferencias percibidas o reales en características como la raza, el género, la religión, la orientación sexual o la edad. Puede ser sutil y difícil de detectar, como cuando alguien recibe un trato diferente en el lugar de trabajo debido a su identidad, o puede ser evidente y flagrante, como la negación abierta de servicios o derechos a ciertos grupos.

    La discriminación no solo afecta a quienes son objeto de ella, sino que también tiene repercusiones en la sociedad en su conjunto. Genera desigualdades, perpetúa la exclusión social y económica y socava los principios fundamentales de igualdad y justicia. A nivel institucional, puede manifestarse en políticas que favorecen a un grupo sobre otro, creando barreras sistemáticas para el acceso igualitario a oportunidades.

    Estereotipos:

    Los estereotipos son creencias generalizadas sobre grupos de personas que a menudo se basan en características simplificadas y exageradas. Pueden surgir de experiencias previas, influencias culturales o incluso de la exposición a representaciones mediáticas. Aunque no todos los estereotipos son negativos, pueden llevar a prejuicios y comportamientos discriminatorios.

    Estos estereotipos se arraigan en la sociedad y pueden influir en la forma en que las personas son percibidas, interactúan entre sí y son tratadas. Por ejemplo, los estereotipos de género pueden influir en la elección de carreras profesionales o en la distribución desigual de roles en el hogar. Los estereotipos raciales o étnicos pueden llevar a tratos desiguales en interacciones cotidianas, como ser seguidos en una tienda o recibir un trato desigual en una entrevista de trabajo.

    Sesgos:

    Los sesgos cognitivos son prejuicios implícitos o inconscientes que afectan la forma en que procesamos información y tomamos decisiones. Pueden surgir de la exposición repetida a ciertos mensajes, entornos o experiencias culturales. A menudo, estos sesgos pueden influir en la toma de decisiones sin que la persona sea consciente de ellos.

    Los sesgos pueden estar presentes en diversas áreas, como el ámbito laboral, la justicia, la atención médica y las interacciones sociales. Por ejemplo, en el contexto laboral, un gerente podría tener sesgos inconscientes al evaluar a sus empleados, lo que afectaría las oportunidades de promoción. En el sistema de justicia, los sesgos pueden influir en la severidad de las sentencias o en la manera en que se aplica la ley a diferentes grupos.

    Actitudes de la personalidad autoritaria: Xenofobia y dogmatismo

    La personalidad autoritaria se caracteriza por ciertas actitudes y comportamientos que reflejan una tendencia hacia la obediencia a la autoridad, la conformidad social y la rigidez en las creencias. Dentro de esta personalidad, dos aspectos importantes son la xenofobia y el dogmatismo.

    Xenofobia:

    1. Orígenes psicológicos y sociales: La xenofobia puede tener raíces en la psicología humana, donde la tendencia a identificarse con grupos similares y a sentir desconfianza o rechazo hacia lo desconocido se ha observado en diferentes culturas. Este temor a lo desconocido puede ser exacerbado por factores sociales, como la influencia de la educación, los medios de comunicación o experiencias personales negativas con individuos de otras culturas.
    2. Impacto en la sociedad: La xenofobia tiene un impacto significativo en la cohesión social. Cuando existe una hostilidad arraigada hacia grupos minoritarios o culturas diferentes, se crean barreras que dificultan la integración y la convivencia pacífica. Esto puede conducir a la polarización social, conflictos intergrupales y la creación de comunidades segregadas.
    3. Mecanismos de superación: Superar la xenofobia implica promover la educación intercultural, fomentar el contacto positivo entre diferentes grupos y desafiar los estereotipos negativos mediante la exposición a experiencias que desmientan esos prejuicios. Además, programas de sensibilización, políticas inclusivas y liderazgo consciente pueden desempeñar un papel fundamental en la reducción de la xenofobia y la promoción de la diversidad.

    Dogmatismo:

    1. Psicología del dogmatismo: El dogmatismo puede ser resultado de la necesidad de certeza y seguridad. Las personas pueden sentirse incómodas con la ambigüedad o la falta de claridad en ciertas áreas, por lo que adoptan creencias rígidas como un mecanismo para mitigar esa incomodidad. Además, algunas investigaciones sugieren que el dogmatismo puede estar relacionado con la rigidez cognitiva y la baja tolerancia a la ambigüedad.
    2. Impacto en el pensamiento crítico: El dogmatismo puede socavar el pensamiento crítico. Las personas dogmáticas tienden a aceptar la información que confirma sus creencias preexistentes y rechazar cualquier cosa que las desafíe, lo que limita su capacidad para considerar perspectivas alternativas y evaluar la información de manera imparcial.
    3. Fomentar la apertura mental: Superar el dogmatismo implica fomentar la apertura mental y la capacidad de cuestionar las propias creencias. Esto se logra mediante la promoción del pensamiento crítico, la exposición a diversas ideas y perspectivas, y el fomento de un entorno que valore el debate constructivo y la búsqueda de la verdad por encima de la simple conformidad con creencias establecidas.

    Abordar tanto la xenofobia como el dogmatismo implica un esfuerzo continuo en múltiples niveles: desde lo individual hasta lo social y lo institucional. El reconocimiento de estas actitudes y el compromiso con la educación, la tolerancia y la apertura son pasos fundamentales hacia una sociedad más inclusiva y comprensiva.

    Autores relevantes

    Actitudes:

    • Leon Festinger: Su teoría de la disonancia cognitiva es fundamental en la comprensión de cómo las personas buscan la consistencia en sus creencias y actitudes. Festinger argumentaba que cuando hay una inconsistencia entre creencias o actitudes, se produce disonancia, lo que motiva a las personas a reducir esa disonancia a través de cambios en las actitudes o la búsqueda de información que las respalde. Este conflicto cognitivo genera malestar, motivando la búsqueda de coherencia.
    • Gordon Allport: Propuso una teoría jerárquica de las actitudes, clasificándolas en dos niveles: actitudes superficiales y actitudes más profundas arraigadas en la personalidad. Argumentaba que las actitudes más arraigadas son más estables y consistentes con el comportamiento, mientras que las superficiales son más susceptibles a cambios y menos predictivas del comportamiento.

    Estereotipos y Prejuicios:

    • Susan Fiske y Shelley Taylor: Fiske desarrolló el modelo de competencia-calidez, que explica cómo las personas categorizan a otros según la percepción de su competencia (capacidad) y calidez (intenciones amigables). Este modelo influye en cómo se forman y mantienen los estereotipos sociales. Taylor contribuyó al entendimiento de los estereotipos como atajos mentales en el procesamiento de información social, lo que permite a las personas simplificar su percepción del mundo.
    • Gordon W. Allport: Exploró la naturaleza de los prejuicios y los estereotipos, proponiendo estrategias para reducirlos. Su enfoque se centró en el contacto interpersonal directo y el conocimiento mutuo como medios para mitigar los prejuicios y las actitudes discriminatorias.

    Discriminación:

    • John Dovidio y Samuel Gaertner: Desarrollaron la teoría del contacto intergrupal, que sostiene que el contacto entre grupos puede reducir la discriminación si se dan ciertas condiciones favorables, como la cooperación hacia objetivos comunes, la igualdad de estatus entre los grupos y el apoyo de autoridades o instituciones.
    • Patricia Devine: Propuso el modelo de control individual para superar los prejuicios. Este modelo sostiene que las personas pueden superar los prejuicios automáticos a través del entrenamiento y la motivación consciente para controlar y reemplazar los estereotipos automáticos con respuestas no discriminatorias.

    Xenofobia:

    • Muzaffar Sherif: Su «experimento de Robbers Cave» fue fundamental para comprender cómo el contacto entre grupos hostiles puede reducir la hostilidad si se estructura de manera colaborativa y se fomenta el trabajo conjunto hacia un objetivo común. Esta investigación destacó la importancia del contacto positivo entre grupos en conflicto.
    • Elizabeth Arkin y Susan Fiske: Han explorado la formación de prejuicios y cómo ciertos grupos son percibidos como más cálidos o competentes, influenciando la xenofobia. Su modelo de competencia-calidez se ha aplicado para entender las percepciones hacia grupos externos, enfatizando cómo la percepción de la competencia y la calidez afecta la actitud hacia otros grupos.

    Dogmatismo:

    • Theodor Adorno: En «La personalidad autoritaria», identificó rasgos de personalidad asociados con actitudes autoritarias, incluyendo el dogmatismo. Se centró en la sumisión a la autoridad, la agresión hacia los desviados y la convencionalidad como características centrales de este tipo de personalidad.
    • Robert Altemeyer: Investigó el autoritarismo de derecha y sus características, incluyendo la sumisión a la autoridad, la agresión hacia los desviados y la convencionalidad. Mostró cómo estas características están asociadas con el dogmatismo y la intolerancia, y cómo pueden manifestarse en la sociedad y en el comportamiento individual.

     Los grupos sociales.

    Los grupos sociales son conjuntos de individuos que interactúan entre sí, comparten ciertos rasgos, objetivos, normas, valores o intereses comunes, y tienen un sentido de pertenencia compartido. Pueden variar en tamaño, duración y propósito, desde grupos pequeños y temporales hasta grupos grandes y duraderos.

    Tipos de grupos sociales

    Grupos primarios:

    Estos son grupos pequeños y cercanos en los que la interacción es íntima, continua y personal. Los vínculos son fuertes y suelen durar a lo largo del tiempo. La familia, el círculo de amigos más cercano y algunos compañeros de trabajo pueden ser ejemplos de grupos primarios. Estos grupos proporcionan apoyo emocional, estabilidad y un sentido profundo de pertenencia.

    Grupos secundarios:

    Son grupos más grandes y formales que los primarios. La interacción es menos personal y suele centrarse en objetivos específicos o en actividades compartidas. Los colegas de trabajo, miembros de una organización, asociaciones profesionales o grupos de estudio son ejemplos de grupos secundarios. A menudo, las relaciones en estos grupos están más orientadas hacia el logro de objetivos específicos o el intercambio de información.

    Grupos de referencia:

    Estos grupos representan modelos o puntos de comparación para los individuos, aunque no necesariamente formen parte activa de ellos. Pueden influir en la identidad y en las decisiones de las personas. Los ejemplos incluyen grupos sociales a los que uno aspira a pertenecer, como una comunidad de profesionales exitosos, una subcultura específica, celebridades o líderes de opinión que inspiran admiración o imitación.

    Grupos de pertenencia y grupos de no pertenencia:

    Los grupos de pertenencia son aquellos a los que un individuo se identifica como miembro activo, donde siente un sentido de conexión y pertenencia. Por otro lado, los grupos de no pertenencia son aquellos a los que una persona no pertenece y con los que no se identifica.

    Grupos formales e informales:

    Los grupos formales tienen una estructura organizativa definida, con roles claros, reglas establecidas y a menudo tienen objetivos específicos. Por otro lado, los grupos informales carecen de una estructura claramente definida y pueden basarse en relaciones personales o intereses compartidos, pero no tienen reglas o roles formales.

    Grupos de afinidad:

    Estos grupos se forman en torno a intereses específicos o características compartidas, como clubes de lectura, grupos deportivos, comunidades religiosas o grupos de voluntariado. Su unión se basa en actividades o intereses en común y suelen fomentar una sensación de camaradería y apoyo mutuo entre los miembros.

    Características

    Interacción y relaciones sociales:

    Los grupos sociales se definen por la interacción entre sus miembros. Estas interacciones pueden variar desde conversaciones informales hasta actividades compartidas. La calidad y frecuencia de estas interacciones pueden influir en la cohesión del grupo y en la formación de vínculos emocionales entre sus integrantes.

    Objetivos, intereses o propósitos comunes:

    Los grupos se unen en torno a objetivos compartidos, intereses comunes, creencias similares o identidades colectivas. Estos elementos unificadores les proporcionan un sentido de propósito y dirección. Los objetivos pueden ser desde alcanzar metas específicas hasta disfrutar de actividades compartidas o compartir valores culturales o ideológicos.

    Sentido de pertenencia y identidad grupal:

    Los miembros de un grupo social se identifican unos con otros y sienten un sentido de pertenencia al grupo. Esta identidad colectiva proporciona un marco de referencia para la autoevaluación y fortalece la conexión emocional entre los individuos. El sentido de pertenencia puede influir en las actitudes, comportamientos y percepciones individuales.

    Normas y roles:

    Los grupos establecen normas, reglas implícitas o explícitas que regulan el comportamiento de sus miembros. Estas normas definen lo que se considera aceptable o inaceptable dentro del grupo. Además, cada miembro asume roles específicos dentro del grupo, lo que define sus funciones y responsabilidades.

    Estructura y organización:

    Algunos grupos tienen una estructura formal con líderes designados y reglas claras, mientras que otros son más flexibles en su organización. La estructura y organización de un grupo pueden influir en su cohesión, eficiencia y efectividad para alcanzar sus objetivos.

    Coherencia y cohesión:

    La cohesión del grupo se refiere al grado de unión y conexión entre los miembros. Cuanto mayor sea la cohesión, mayor será la identificación con el grupo y la colaboración entre sus integrantes. La coherencia interna del grupo también puede ser crucial para su estabilidad y funcionamiento efectivo.

    Dinámica y cambio:

    Los grupos sociales pueden experimentar cambios en su composición, objetivos, normas o estructuras a lo largo del tiempo. Estos cambios pueden ser impulsados por factores externos o internos y pueden afectar la dinámica y la dirección del grupo.

    Funciones de los grupos sociales:

    Apoyo social:

    • Apoyo emocional: Los grupos proporcionan un espacio seguro para compartir emociones, recibir consuelo, comprensión y aliento en momentos difíciles. Esta red de apoyo ayuda a reducir el estrés y fortalece el bienestar emocional.
    • Apoyo social y material: Además del apoyo emocional, los grupos pueden ofrecer ayuda práctica, recursos o asistencia material cuando sea necesario, mostrando solidaridad y cuidado hacia sus miembros en situaciones de necesidad.

    Identidad y pertenencia:

    • Sentido de pertenencia: Los grupos sociales dan a los individuos un sentido de pertenencia a algo más grande que ellos mismos. Esta pertenencia aporta seguridad emocional y refuerza la identidad personal al identificarse con valores, normas y objetivos comunes del grupo.
    • Definición de identidad: Al participar en un grupo, los individuos pueden definirse a sí mismos en relación con los demás miembros, formando su identidad a través de la comparación y la contrastación con aquellos que tienen características similares o diferentes.

    Socialización:

    • Transmisión de normas y valores: Los grupos sociales son agentes importantes de socialización, enseñando normas culturales, valores, creencias y comportamientos aceptados en una sociedad. Esto es especialmente evidente en la socialización de los jóvenes y aquellos que ingresan a un nuevo grupo o entorno.

    Dinámica de grupos:

    Conformidad:

    • Ajuste del comportamiento: Los individuos pueden adaptar sus actitudes, opiniones o comportamientos para cumplir con las normas o expectativas del grupo. La conformidad puede ser tanto positiva como negativa, influyendo en las decisiones individuales en función de la presión social.

    Cohesión y conflicto:

    • Cohesión grupal: Una alta cohesión promueve la unidad y el compromiso con el grupo, facilitando la cooperación y la eficiencia en la consecución de objetivos comunes. Sin embargo, un exceso de cohesión puede llevar a un conformismo excesivo, suprimiendo la creatividad y la diversidad de opiniones.
    • Conflictos: Los conflictos pueden surgir debido a diferencias en opiniones, valores, objetivos o roles dentro del grupo. Aunque pueden ser disruptivos, también pueden ser un motor para la innovación y el cambio positivo si se manejan constructivamente.

    Toma de decisiones:

    • Procesos de toma de decisiones: Los grupos pueden tomar decisiones de manera colectiva a través de diversos métodos, como la votación democrática, la negociación o siguiendo el liderazgo de una figura designada. La dinámica de la toma de decisiones puede influir en la eficacia y aceptación de las decisiones grupales.

    Masas:

    Las masas representan grandes conglomerados de individuos que comparten un espacio físico o virtual, pero tienen una interacción limitada o nula entre sí. En contextos sociológicos o psicológicos, el término «masa» puede referirse a una multitud de personas que se reúnen temporalmente, pero sin interacciones personales significativas entre sus miembros.

    • Características de las masas: Las masas suelen carecer de cohesión interna y de una identidad compartida. Los individuos en una masa pueden tener objetivos o intereses comunes limitados y, en muchos casos, actúan de manera colectiva sin una organización formal. Este tipo de agrupación puede ser susceptible a influencias externas, como discursos políticos, movimientos de masas o eventos culturales.
    • Dinámica de las masas: La dinámica de las masas a menudo involucra emociones colectivas, comportamientos imitativos o contagio emocional, donde los individuos dentro de una masa pueden adoptar acciones o actitudes similares debido a la influencia del entorno. Las masas pueden generar una sensación de anonimato y disminuir la responsabilidad individual, lo que a veces puede conducir a comportamientos irracionales o violentos.

    Masas de audiencia:

    Estos grupos se forman alrededor de eventos públicos como conciertos, conferencias, espectáculos deportivos o presentaciones. Comparten un espacio común para presenciar o participar en un evento. La interacción entre los miembros de la masa puede ser limitada, con el foco principal en la experiencia del evento en sí. Estos eventos pueden generar un sentido de comunidad efímero entre los asistentes, pero la conexión suele ser más pasiva y centrada en la experiencia del evento.

    Masas de protesta o manifestación:

    Son grupos que se congregan para expresar opiniones, demandas o protestas sobre temas específicos como políticas, sociales, ambientales o económicas. Tienen una intención activa de crear conciencia o influir en el cambio social. Estos grupos pueden variar en tamaño desde pequeñas concentraciones hasta multitudes masivas y pueden emplear diversos métodos para expresar su mensaje, como marchas, pancartas, discursos públicos, etc.

    Masas de consumo:

    Estos grupos se reúnen en eventos de compra masiva, como rebajas, lanzamientos de productos, ferias o inauguraciones de tiendas. El propósito principal es la adquisición de bienes o servicios. A menudo, hay una motivación compartida entre los individuos por obtener ofertas especiales, productos exclusivos o simplemente disfrutar de la experiencia de compra colectiva.

    Masas virtuales o en línea:

    Son agrupaciones que se forman a través de plataformas digitales, redes sociales, foros o comunidades en línea. Aunque no están físicamente presentes en un espacio común, se reúnen en un entorno digital para discutir temas comunes, compartir intereses, participar en juegos en línea o colaborar en proyectos virtuales. Estas masas pueden ser grandes y diversificadas, y la interacción se realiza principalmente a través de medios digitales.

    Masas de turistas o visitantes:

    Agrupaciones de personas que se reúnen en lugares turísticos, resorts, atracciones o destinos populares. Comparten un interés común en explorar o disfrutar de un lugar específico. Estos grupos pueden ser temporales y su interacción puede ser más casual, centrada en la experiencia compartida del lugar visitado.

    Ir a Tema 30

    Actitudes y Valores

    logo temario libre

    You cannot copy content of this page

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad