Saltar al contenido
Inicio » La Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Tema 9.

La Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Tema 9.

    En este tema vamos a tratar La Ley Orgánica 2/1986

    La Ley Orgánica 2/1986

    Disposiciones Generales de La Ley Orgánica 2/1986

    La Ley Orgánica 2/1986 establece:

    Estructura y Funciones:

    La ley establece cómo están organizadas las fuerzas de seguridad en España y qué tareas tienen. Por ejemplo, se encargan de mantener el orden público, prevenir delitos, proteger a las personas y sus propiedades, entre otras responsabilidades.

    Ámbito de Aplicación de La Ley Orgánica 2/1986:

    Esta parte de la ley determina en qué situaciones y para qué cuerpos de seguridad se aplica. Es decir, cuándo y dónde se deben seguir estas normativas, limitándose a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el territorio español.

    Coordinación Interinstitucional:

    Destaca la importancia de que los diferentes cuerpos de seguridad y otras entidades gubernamentales trabajen juntos. Esto es clave para que puedan colaborar de manera efectiva en situaciones que requieren una respuesta conjunta.

    Principios Rectores de La Ley Orgánica 2/1986:

    Son reglas fundamentales que guían el comportamiento y la actuación de las fuerzas de seguridad. Por ejemplo, actuar dentro de la legalidad, ser imparcial, proporcional en el uso de la fuerza y responsabilizarse por sus acciones.

    Competencias y Responsabilidades:

    Define las habilidades específicas y las responsabilidades que tienen estas fuerzas. Esto incluye las tareas que deben realizar para mantener la seguridad ciudadana y proteger los derechos fundamentales de las personas.

    Principios Básicos de Actuación según La Ley Orgánica 2/1986

    Esta ley establece los principios fundamentales que guían la actuación de las fuerzas de seguridad en España:

    Legalidad:

    Respeto a la Ley: Obliga al personal a actuar en estricto apego a las leyes y regulaciones vigentes, asegurando que todas sus acciones estén respaldadas legalmente.

    Actuación dentro del Marco Legal: Se exige que todas las intervenciones y procedimientos se realicen conforme a la legalidad y bajo justificación legal.

    Jerarquía:

    Respeto a la Estructura de Mando: Establece la necesidad de seguir las órdenes de acuerdo con la estructura jerárquica de la institución, garantizando un funcionamiento organizado y eficiente.

    Cumplimiento de Órdenes: Los miembros de las fuerzas deben acatar las órdenes emitidas por sus superiores dentro de la cadena de mando establecida.

    Objetividad:

    Imparcialidad en la Actuación: Requiere que el personal actúe de manera imparcial, evitando influencias externas o prejuicios, garantizando igual trato a todos los ciudadanos.

    Neutralidad en Conflictos: Busca que las actuaciones estén libres de opiniones personales o intereses individuales, centrándose en los hechos y la ley.

    Proporcionalidad:

    Uso Justificado de la Fuerza: Estipula que la utilización de la fuerza debe ser adecuada y proporcional a la situación, minimizando daños innecesarios.

    Medidas Adecuadas a la Amenaza: Se espera que las respuestas sean proporcionales a la amenaza percibida, evitando respuestas excesivas o desproporcionadas.

    Responsabilidad:

    Asumir Consecuencias de Actos: Los miembros de las fuerzas de seguridad deben responder por sus acciones, siendo conscientes de las consecuencias legales y éticas de sus actuaciones.

    Rendición de Cuentas: Se exige que el personal sea responsable de sus decisiones y acciones, enfrentando las consecuencias de forma transparente y justa.

    Disposiciones Estatutarias Comunes de La Ley Orgánica 2/1986

    Régimen Jurídico Específico:

    Estatus y Funciones: Define el estatus del personal de seguridad, especificando sus roles, responsabilidades y obligaciones dentro de las fuerzas policiales o de seguridad.

    Normativas Legales: Establece las leyes y regulaciones que rigen la actuación del personal, asegurando que sus acciones estén en línea con las disposiciones legales.

    Normativas Funcionariales:

    Selección y Formación: Detalla los procesos de selección, ingreso y formación del personal, incluyendo requisitos, pruebas y cursos de capacitación necesarios para su desempeño.

    Carreras Profesionales: Define los mecanismos para el avance profesional dentro de la institución, como los ascensos, traslados y evaluaciones de desempeño.

    Garantías Laborales:

    Condiciones Laborales: Establece los términos y condiciones de trabajo, incluyendo horarios, descansos, vacaciones y límites de jornada laboral.

    Derechos Laborales: Garantiza los derechos laborales básicos del personal, como la libertad sindical, protección contra discriminación y acoso laboral.

    Regulaciones Disciplinarias:

    Régimen Disciplinario: Define las faltas, sanciones y procedimientos disciplinarios que se aplican en caso de infracciones por parte del personal, asegurando un comportamiento ético y profesional.

    Protección de Derechos: Asegura que el proceso disciplinario se realice de manera justa y respetando los derechos individuales del personal.

    Protección Social y Sanitaria:

    Asistencia Médica: Garantiza el acceso a la asistencia sanitaria y servicios médicos para el personal y, en algunos casos, para sus familias.

    Prestaciones Sociales: Ofrece beneficios sociales, como seguros de vida, pensiones, ayudas en casos de invalidez u otros apoyos sociales.

    De las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: Los Derechos de Representación Colectiva según La Ley Orgánica 2/1986

    Derecho a la Representación:

    Asociaciones y Sindicatos: Los miembros de las fuerzas de seguridad tienen el derecho de asociarse en sindicatos o asociaciones profesionales para proteger y promover sus intereses laborales y profesionales.

    Negociación Colectiva: Se reconoce la capacidad de los representantes sindicales para participar en negociaciones con las autoridades, discutiendo aspectos laborales como salarios, condiciones de trabajo, horarios y medidas de protección.

    Garantías de Participación:

    Participación en Decisiones Laborales: Las organizaciones representativas tienen el derecho de participar en discusiones y decisiones relacionadas con políticas laborales, cambios en la organización del trabajo y otros aspectos que afecten a los trabajadores.

    Consultas y Opiniones: Las autoridades están obligadas a consultar y tener en cuenta las opiniones de las asociaciones o sindicatos representativos en cuestiones relevantes para el colectivo.

    Derechos de Acción:

    Huelga y Manifestación: Los miembros de las fuerzas de seguridad tienen el derecho de convocar huelgas o manifestaciones, siempre y cuando estas acciones se realicen conforme a la normativa legal y mantengan los servicios esenciales para la seguridad ciudadana.

    Acciones Reivindicativas: Pueden llevar a cabo acciones reivindicativas como protestas pacíficas, concentraciones o campañas para promover sus derechos laborales y mejorar sus condiciones de trabajo.

    Protección y Salvaguarda:

    Inmunidad Sindical: Se protege a los representantes sindicales de posibles represalias o discriminación laboral por su actividad sindical.

    Prohibición de Represalias: Está prohibido tomar represalias contra miembros del cuerpo por su participación activa en actividades sindicales.

    Respeto a la Ley y Funciones Específicas:

    Actuación dentro del Marco Legal: A pesar de los derechos reconocidos, se espera que las actividades sindicales se desarrollen dentro del marco legal establecido.

    Respeto a Funciones Específicas: Estas actividades sindicales no deben interferir con las funciones específicas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, preservando la seguridad y el orden público.

    Consejo de Policía en la Policía Nacional de España: Funciones y Organización según La Ley Orgánica 2/1986

    Estructura y Composición:

    El Consejo de Policía es un órgano colegiado de representación y consulta dentro de la Policía Nacional de España.

    Está compuesto por representantes del personal de la Policía y de la administración, incluyendo miembros elegidos democráticamente y aquellos designados por la autoridad correspondiente.

    Representación del Personal:

    Los miembros del Consejo son elegidos para representar a diversas escalas, categorías y especialidades del cuerpo policial.

    Estos representantes suelen ser elegidos por votación entre el personal policial y actúan como voceros de las necesidades y preocupaciones del colectivo.

    Funciones Deliberativas y Consultivas:

    Deliberación y Análisis: Se reúne regularmente para deliberar sobre asuntos relevantes que afectan al cuerpo policial, como condiciones laborales, formación, equipamiento y políticas operativas.

    Consulta y Recomendaciones: Emite recomendaciones y propuestas a la administración policial para mejorar las condiciones de trabajo, la eficiencia operativa y las políticas de seguridad.

    Temas Abordados:

    Asuntos Laborales: Discute y negocia temas relacionados con salarios, jornadas laborales, ascensos, traslados y programas de formación y capacitación.

    Políticas de Seguridad: Analiza estrategias operativas, protocolos policiales, equipamiento, distribución de recursos y otros aspectos relevantes para la seguridad ciudadana y la eficacia policial.

    Normativa y Marco Legal:

    Las funciones, composición y actuaciones del Consejo de Policía están reguladas por la legislación vigente y la normativa interna de la Policía Nacional.

    Se asegura de operar dentro de los límites legales establecidos y seguir los procedimientos adecuados en sus deliberaciones y recomendaciones.

    Importancia de su Rol:

    Es un espacio crucial para el diálogo entre el personal policial y la administración, facilitando la participación activa en la toma de decisiones y la mejora continua de las condiciones laborales y operativas en la Policía Nacional de España.

    El Consejo de Policía en la Policía Nacional de España desempeña un papel fundamental como un foro de discusión, consulta y toma de decisiones que impactan directamente en el personal policial y en la efectividad operativa de la institución, asegurando un marco de trabajo más justo, seguro y eficiente.

    Organización de las Unidades de Policía Judicial

    Misión y Funciones:

    Investigación de Delitos: La misión primordial de las unidades de Policía Judicial es llevar a cabo investigaciones a fondo para esclarecer delitos. Esto implica analizar evidencias, entrevistar testigos, y recopilar información para reconstruir los hechos.

    Colaboración con la Justicia: Trabajan en estrecha colaboración con el sistema judicial, proporcionando pruebas y testimonios para respaldar casos penales. Su función es esencial para el desarrollo de procesos judiciales y la impartición de justicia.

    Estructura Jerárquica:

    División por Especialidades: Dentro de las unidades de Policía Judicial, puede haber divisiones especializadas en áreas como homicidios, tráfico de drogas, delitos financieros, ciberdelincuencia, etc.

    Coordinación Regional o Nacional: Dependiendo del país, estas unidades pueden operar a nivel local, regional o nacional, coordinándose para abordar casos que trascienden fronteras geográficas.

    Colaboración Interinstitucional:

    Interacción con Otras Agencias: Colaboran con otras agencias policiales, fiscales, servicios de inteligencia y organismos internacionales para obtener y compartir información relevante.

    Trabajo Conjunto: Las investigaciones complejas a menudo requieren la colaboración entre diferentes unidades de Policía Judicial y otras entidades, maximizando los recursos y la experiencia.

    Tareas Operativas:

    Entrevistas e Interrogatorios: Realizan entrevistas y interrogatorios a testigos, víctimas y sospechosos para recopilar información crucial para la investigación.

    Técnicas Forenses: Aplican técnicas forenses para analizar pruebas físicas, como ADN, huellas dactilares y evidencia digital.

    Vigilancia y Seguimiento: Utilizan técnicas de vigilancia y seguimiento para obtener información sobre actividades sospechosas.

    Especialización y Formación:

    Formación Continua: El personal de estas unidades recibe formación continua para mantenerse al tanto de las últimas técnicas de investigación y tecnologías forenses.

    Especialización Técnica: Pueden contar con expertos en áreas específicas, como criptografía, análisis de redes, contabilidad forense, entre otros.

    Protección de Derechos y Legalidad:

    Respeto a los Derechos Civiles: Aseguran que todas las actuaciones se realicen respetando los derechos civiles y las garantías individuales de todas las personas involucradas en la investigación.

    Cumplimiento Legal: Todas las acciones y procedimientos se llevan a cabo dentro del marco legal, garantizando la validez de las pruebas recopiladas y el debido proceso.

    Las unidades de Policía Judicial son esenciales para el funcionamiento de la justicia y la seguridad ciudadana. Su labor implica un equilibrio delicado entre la efectividad en la resolución de casos y el respeto absoluto de los derechos y garantías fundamentales.

    Policías de las Comunidades Autónomas: Funciones y Organización

    Diversidad de Policías Autonómicas:

    En España, diversas Comunidades Autónomas tienen sus propias fuerzas policiales, denominadas Policías Autonómicas. Algunos ejemplos incluyen los Mossos d’Esquadra en Cataluña, la Ertzaintza en el País Vasco, la Policía Foral de Navarra, entre otras.

    Misión y Funciones:

    Funciones Policiales Generales: Estos cuerpos policiales tienen funciones similares a las de la Policía Nacional, tales como preservar el orden público, prevenir delitos, investigar infracciones y colaborar con el sistema judicial.

    Ámbito de Actuación Regional: Su actuación se limita a la Comunidad Autónoma correspondiente, aunque en ciertos casos pueden tener competencias adicionales en áreas como tráfico, medio ambiente o protección civil.

    Estructura Organizativa:

    Departamentos Especializados: Suelen estar organizados en distintos departamentos especializados según las necesidades locales, incluyendo áreas como seguridad ciudadana, policía judicial, tráfico, medio ambiente, entre otras.

    Mando y Coordinación Interna: Tienen una estructura jerárquica propia con mandos superiores encargados de la coordinación operativa y la toma de decisiones estratégicas.

    Colaboración Interinstitucional:

    Coordinación con Otras Fuerzas de Seguridad: Colaboran con la Policía Nacional, Policías Locales y otros cuerpos de seguridad para mantener la seguridad ciudadana y coordinar acciones en operativos conjuntos.

    Intercambio de Información: Comparten información relevante con otras agencias de seguridad y con la Policía Nacional en casos que requieran cooperación y coordinación para investigaciones o situaciones de emergencia.

    Especialización y Formación:

    Formación Adaptada: El personal de estas policías recibe formación específica y adaptada a las necesidades y realidades de la Comunidad Autónoma, incluyendo aspectos culturales, lingüísticos y normativos propios de la región.

    Especialización por Áreas: Pueden contar con unidades especializadas en áreas específicas de interés regional, como protección del patrimonio cultural, gestión de emergencias naturales o incluso idiomas regionales.

    Protección de Derechos y Legalidad:

    Respeto a los Derechos Civiles: Actúan con respeto absoluto a los derechos civiles, garantizando el cumplimiento de las garantías fundamentales en todas sus actuaciones.

    Coordinación con Autoridades Autonómicas: Trabajan en estrecha colaboración con las autoridades autonómicas y respetan las competencias establecidas en el marco estatutario y legal de la Comunidad.

    Estas Policías Autonómicas desempeñan un papel crucial en la seguridad pública a nivel regional, adaptándose a las particularidades y necesidades específicas de cada Comunidad Autónoma, trabajando en coordinación con otras fuerzas policiales para mantener la seguridad ciudadana y el cumplimiento de la ley en su ámbito autonómico.

    Colaboración y Coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas según la Ley Orgánica 2/1986

    Marco de Competencias Autonómicas:

    La Ley Orgánica 2/1986 reconoce el principio de autonomía de las Comunidades Autónomas para el desarrollo de competencias en materia de seguridad pública. Esto permite la creación y gestión de cuerpos policiales propios en determinadas regiones.

    Desarrollo de Cuerpos de Policía Autonómica:

    En el marco de esta ley, se han creado y desarrollado cuerpos de policía autonómica como los Mossos d’Esquadra en Cataluña, la Ertzaintza en el País Vasco, entre otros, otorgándoles competencias específicas en el ámbito de la seguridad ciudadana.

    Coordinación Operativa y Colaboración:

    Establece la necesidad de una coordinación estrecha entre la Policía Nacional y los cuerpos de policía autonómica para garantizar la seguridad ciudadana en todo el territorio nacional.

    Facilita la firma de convenios y acuerdos entre el Estado y las Comunidades Autónomas para establecer protocolos de actuación, intercambio de información, formación conjunta, y otras acciones que promuevan una mayor colaboración en materia de seguridad.

    Respeto a la Autonomía y Unidad del Estado:

    Asegura la autonomía de las Comunidades Autónomas para desarrollar sus propias políticas de seguridad, siempre enmarcadas dentro del respeto a la unidad del Estado y las normativas generales establecidas a nivel nacional.

    Garantía de la Seguridad Ciudadana:

    Promueve la colaboración institucional y la coordinación entre los diferentes cuerpos policiales para garantizar la seguridad ciudadana en todos los rincones del país, permitiendo que las particularidades regionales se integren en una estrategia nacional de seguridad.

    Fomento de la Colaboración Institucional:

    Busca fomentar una colaboración más estrecha entre las instituciones estatales y autonómicas en el ámbito de la seguridad, reconociendo la importancia de la cooperación para enfrentar los retos comunes en materia de orden público y seguridad ciudadana.

    Policías Locales: Funciones y Organización

    Las Policías Locales representan el cuerpo de seguridad más cercano a la comunidad en un municipio. Sus funciones y organización se adaptan a las particularidades y necesidades específicas de cada localidad, asegurando la convivencia pacífica, el cumplimiento de normativas locales y la protección de los ciudadanos. Veamos más detalladamente:

    Funciones de las Policías Locales:

    Mantenimiento del Orden Público: Son responsables de mantener la seguridad y el orden dentro del municipio, atendiendo a situaciones que afectan la convivencia y resolviendo conflictos de diversa índole.

    Regulación del Tráfico: Controlan y gestionan el tráfico en las vías urbanas, aplicando normativas locales y velando por la seguridad vial. También intervienen en accidentes y colaboran en la regulación de eventos y circulación peatonal.

    Protección Ciudadana: Brindan asistencia inmediata en situaciones de emergencia, accidentes, altercados o cualquier evento que requiera intervención policial en el ámbito local.

    Colaboración Interinstitucional: Cooperan con otros cuerpos de seguridad y servicios de emergencia, asegurando una respuesta coordinada ante situaciones críticas y eventos de envergadura local.

    Estructura y Organización:

    Dependencia Municipal: Están bajo la dependencia directa de los ayuntamientos y responden a las necesidades de seguridad específicas de cada municipio.

    Unidades Especializadas: Pueden contar con unidades especializadas, como la unidad canina, la unidad de tráfico, la unidad de mediación, entre otras, adaptadas a las demandas locales y las necesidades de la comunidad.

    Ámbito de Actuación y Colaboración:

    Jurisdicción Local: Su actuación se circunscribe al territorio del municipio, donde ejecutan labores de prevención y control en concordancia con las normativas locales y autonómicas.

    Colaboración con otras Fuerzas de Seguridad: Trabajan en colaboración con la Policía Nacional, la Guardia Civil y otras fuerzas policiales para mantener la seguridad en áreas limítrofes y en eventos de alcance local o regional.

    Formación y Capacitación:

    Formación Adaptada: El personal de las Policías Locales recibe formación específica en normativas locales, procedimientos municipales, mediación de conflictos, resolución pacífica de situaciones y primeros auxilios, entre otros.

    Conocimiento de la Comunidad: Entienden las particularidades, dinámicas y necesidades de la comunidad local, lo que facilita una actuación más cercana y eficaz en la gestión de conflictos y problemas cotidianos.

    Coordinación Interinstitucional:

    Colaboración con otras Agencias y Servicios: Trabajan de forma coordinada con servicios de emergencia, protección civil, entidades sanitarias y sociales, participando activamente en acciones comunitarias y programas de prevención.

    Ir a Tema 10

    Ley Orgánica 2/86

    logo temario libre

    You cannot copy content of this page

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad